Terapia on line: Psicólogo, paciente y la pantalla

psicoterapia-onlineDespués del verano, me planteé buscar oportunidades para poder ejercer mi profesión de manera innovadora y motivadora. La terapia presencial es altamente recomendable y quizás sea la elección ideal para aquellas personas que deseen afrontar la aventura de realizar un proceso terapéutico de autoconocimiento.

Aún así, viene con fuerza algo que considero que no será una mera moda: la terapia on line. Y yo, como profesional de la psicología quiero sumarme al carro de esta nueva modalidad. Pero es responsabilidad profesional, acercarse a este nuevo ámbito con cierta prudencia.

Me considero una psicóloga de tipo humanista y psicodinámica. Mis técnicas se acercan a lo psicoanalítico, porque de este modo es como entiendo al ser humano y sus vicisitudes. Cuando se trata de iniciar una terapia se establece una relación terapeuta-paciente que sirve a menudo para trabajar aspectos de la persona. ¿Qué ocurre cuando hay una pantalla por en medio?

Esta cuestión, junto con otras reflexiones surgieron ayer en la charla impartida en el Colegio de Psicólogos de Catalunya por Raúl Vaimberg  titulada “Del Divan a la Pantalla” (https://raulvaimberg.wordpress.com/2014/10/28/del-divan-y-el-escenario-a-las-pantallas/ ).

A pesar que los nativos digitales nacieron hace 25 años, hemos de entender que es una realidad para muchos esta nueva manera de comunicarse. Se han incrementado el número de medios, de canales. Y se ha de valorar su uso y utilidad. ¿Por qué no incluir la videoconferencia, el chat o el foro como métodos de terapia?

Hasta aquí, muchos profesionales están de acuerdo. La terapia on line puede ser práctica e igualmente efectiva que una terapia presencial. Pero quizás sería más prudente por ahora, valorar un encuadre mixto, donde se combinen ambas sesiones: presenciales y virtuales. Eso sí, siempre que sea posible.

Sobre la terapia on line se me generan dos líneas de reflexión. Por un lado, está el tema de proteger las formas. Si un profesional decide iniciarse en la terapia on line ha de tener en cuenta ciertas normas de seguridad, para mantener la confidencialidad. Ha de poder ofrecer al paciente un lugar seguro, privado e íntimo. Esto implica asegurar las plataformas desde donde se realizan las sesiones (los servidores, las herramientas o programas que se utilizan) configurando una privacidad que tranquilice y que dote de profesionalidad y seriedad al proceso terapéutico.

Por otro lado, hay que poder aprender como terapeutas de lo que entra en juego en este nuevo escenario. ¿Cómo se manifiesta el inconsciente? ¿La comunicación escrita y asincrónica reduce la espontaneidad de la asociación libre? ¿Qué papel juega la pantalla? ¿Es la tercera en discordia? Sin duda, hemos de prepararnos para manejarnos con lo que va apareciendo. He aquí donde queda reflejada lo que comentaba antes de la necesidad de la prudencia.

Personalmente, me parece un reto interesante. El Dr. Vaimberg apuntó alguna bibliografía al respecto que puede ayudar a la reflexión en relación a este tema.

Psicoterapia on line, SÍ, pero con conciencia!

Y vosotros, ¿qué opináis?

Anuncios

Os saluda!

El estreno de este blog coincide con el inicio de una nueva etapa. Con el nuevo curso, surgen nuevas oportunidades y si no surgen, pues se van a buscar.

En mi caso he decidido buscar las oportunidades. Y este blog lo he “parido” como una oportunidad para compartir mis conocimientos, mis preguntas sobre psicología.

Millones de inquietudes me invaden. Ávida de saber, aunque un poco perezosa en el proceso de adquirir conocimientos, considero que ha llegado la hora de poner en público conceptos, ideas, pensamientos sobre emociones, emociones sobre pensamientos.

Hay muchos blogs sobre psicología. A mí me resultan muy útiles para poder refrescarme y (re)aprender sobre todo aquello que me concierne profesionalmente.

Cápsulas de psicología no es, ni más ni menos, uno de esos blogs donde pretendo de manera divulgativa y con la (con) ciencia que me caracteriza, acercaros de algún modo a mi magnífica profesión.

Así mismo, os invito a que sea un espacio compartido, donde poder cuestionar, proponer, opinar sobre lo que se os ocurra. Aunque quien me conoce sabe que me gustan, lamento comunicar que ni política ni futbol entran en este espacio. Lo que sea sobre las personas, como nos relacionamos, como nos amamos y como nos atrapamos, bienvenido será.

Os invito a mí/ nuestro espacio: Cápsulas de psicología

Ana