Sobre los TCA, la comida y la imagen

El otro día me preguntaron el por qué no me había especializado en trastornos de la conducta alimentaria (TCA). Me sorprendió la pregunta pero más me sorprendió el no saber dar respuesta. Después de esta anécdota y de que en diversas sesiones con la mayoría de mis pacientes apareciese el tema de “la comida”, he decidido compartir mi reflexión sobre este tema.

En los TCA, según mi parecer, existen dos factores sociales importantes. Uno es el significado de la comida más allá del de alimento y el otro es la importancia de la imagen corporal como un valor más respetado y respetable que el intelecto.

Hablo de factores sociales porque considero que están presentes en todos los individuos de la sociedad (en concreto la occidental, que es la que conozco en mayor profundidad). Casi siempre he entendido el ser humano como fruto de la relación: relación consigo mismo, con su familia, con su entorno, con sus aficiones, con la comida, el deporte, y ¡qué se yo!. Debido a que establecemos una relación con la comida, esta pasa a una casilla superior a la de alimento o necesidad vital.

La comida deja de ser un mero alimento cuando es el vehículo de múltiples celebraciones y eventos sociales. barbacoas, calçotadas, meriendas, cenas… ¿Os suena? Todo evento social viene acompañado de bebida y comida. El comer se puede convertir en una acción placentera para todos los sentidos. E incluso sirve para “posturear”. Quiero decir ¿quién no ha hecho una foto al chuletón que degustó en su viaje a Ávila y la ha subido a una red social?

Otro tipo de relación bastante común es como nos afecta al apetito los vaivenes emocionales. Si tengo ansiedad, necesito por ejemplo dulce, devoro hasta una vaca si me la ponen delante. Si me siento triste, estoy desganada en todos los sentidos y pierdo el apetito. Entonces, estado emocional y comida están altamente relacionados.

En relación al otro factor social, la importancia de la imagen física, qué decir de nuevo. Me sorprendí el otro día leyendo sobre una, por llamarlo de alguna manera, “moda” llamada Ab crack Me entristece y me resulta un tanto lamentable. La importancia que se le da a la imagen en este escaparate llamado mundo virtual puede generar una fuerte inseguridad en todo el mundo y una insatisfacción por acceptar su naturaleza.

JuPe279

Pocos están exentos de su influencia. Se decía que afectaba más a las mujeres jóvenes, pero cada vez más los varones jóvenes sienten la presión social de estar impecables si quieren tener algo de valor o triunfar. ¡Ay, cuánto deberíamos aprender sobre el concepto “triunfo”! (pero esto ya sería contenido de otra entrada del blog).

Así pues, todavía no puedo dar respuesta al por qué no he estudiado más en profundidad los Trastornos de Conducta Alimentaria pero si puedo dejar mis conclusiones:

  • Los trastornos de conducta alimentaria son producto de una relación con la comida y el entorno desde una autoestima necesitada de fortaleza y un impulso imperioso de sentir el control sobre algo.
  • Muchos pacientes que me he encontrado tienen una relación “peculiar” o no muy sana con la comida. Intento guiarlos para descubrir que motivación, deseo, significado ponen en la comida para poder ver como se puede reformular esta relación y acabar tratando otros problemas de fondo (baja autoestima, necesidad de agradar a los demás, ansiedad, sentimientos autodestrutivos, dificultades en las relaciones sociales, etc.)

Me gustaría finalizar con el enlace de una noticia un tanto esperanzadora. Es muy positivo que personas famosas emprendan campañas a favor de la naturalidad como Alicia Keys en las redes sociales con el hastag:  #nomakeup

 

Anuncios