¿DE QUÉ VA LA SALUD MENTAL?

Gran pregunta… Hoy, 10 de octubre es el Día Mundial de la Salud Mental.

Los que me conocéis sabéis que, sin ser activista, defiendo una visibilidad más justa de las personas que han sufrido o sufren un problema de salud mental. Y básicamente porque todavía hay mucho por hacer y parece que en los últimos tiempos “nos crecen los enanos” y no damos a basto para dar cabida a tanta variabilidad.

Y ahora intentaré responder a esta pregunta. La salud mental hace años que dejó de ser solamente algo relacionado con la esquizofrenia, el trastorno bipolar y otras etiquetas que al ciudadano de a pie asustan y que al entorno cercano pesan como una losa. No, no va de creerse Napoleón ni de oír voces. No, no es sólo eso.

El otro día asistí a una jornada donde se hablaba que el futuro era la “Recuperación”. Buen planteamiento, ambicioso y de largo recorrido. Me gustó porque creo que positiviza el enfoque. De enfermedad a salud, a bienestar, calidad de vida y inserción social.

Y cojo un desvío en mi publicación para llegar donde quiero llegar: ¿De qué va eso de la salud mental? Sería más fácil hablar de salud física donde los dolores y los males están más localizados. Pero hoy toca hablar de salud mental.

Y salud no es solo ausencia de enfermedad. Creo que la OMS (Organización Mundial de la Salud) ya lo tenía en cuenta. Tener salud es preocuparse por estar bien con uno mismo y los demás. Es el equilibrio entre cuidarse y respetar a los demás. Es defenderse de las amenazas y aceptar errores, defectos y miedos. Es comprender que hay situaciones que nos entristecen, nos enfadan y nos sorprenden. Y que todo forma parte de lo que llamamos mundo.

Entra en juego aquí la relación con el mundo y la necesidad de ser reconocidos. La relación que establezcamos con nosotros mismos y con el entorno es determinante para nuestra salud mental. Nos influye más de lo que nos gustaría. Por eso, a veces buscamos la aprobación como salvavidas, no teniendo en cuenta que es un arma de doble filo. Gusta, sí. Pero necesitarla hace poner nuestro bienestar en el otro y estar vendidos a la suerte. O hacer algo que no deseamos por el mero premio de la aprobación.

Por eso, la salud mental habla de cuidarse, de una mirada egocéntrica que nos nutre, para luego relacionarnos con el mundo de manera más amable, aceptando que aunque pidamos nos pueden decir que no y que que no seamos reconocidos no significa ausencia de valor como ser humano.

Así que, la salud mental es algo íntimo y personal pero que aumenta con la relación serena con los demás.

Feliz Día Mundial de la Salud Mental. Y a cuidarse, mimarse y sentirse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s